• Centro Terapéutico Id

Pre-universitarios para niños, ¿Hasta dónde exigir en la infancia?

Muy criticado y comentado últimamente fue el reportaje que salió hace algunos días en una connotada revista, acerca del servicio propuesto por una empresa que se encarga de preparar a los niños, de 3 años aproximadamente, para ingresar a colegios de alta exigencia académica.


Muchos padres y madres reaccionaron fervientemente ante la idea de esta iniciativa, pues consideran que exponer a sus hijos a iniciativas competitivas a tan temprana edad sólo hace que los niños se enfrenten a una situación de estrés innecesario y sumamente dañino para su desarrollo madurativo.


Sin embargo, es preciso reflexionar… ¿Cómo estas iniciativas tienen éxito? ¿Desde dónde nace la “necesidad” de utilizar estos servicios? ¿Quiénes deberían poner un alto a actividades como éstas y replantear el exitismo que estamos pidiendo a nuestros infantes?


Sin duda es un tema que a quienes trabajamos en infancia nos convoca, pues en el centro recibimos día a día a niños con mucha ansiedad y estrés por temáticas escolares ¿Quiénes entonces son los reales responsables de todo esto?


Más allá de buscar y encontrar culpables, es necesario preguntarnos sobre qué es lo que queremos para nuestros niños y cómo estamos construyendo la sociedad del mañana, pues comúnmente escuchamos a padres y madres insistir en buscar fórmulas que lleven a sus hijos al éxito, dotarlos de buenas redes y de experiencias educativas de excelencia, priorizando la elección del establecimiento escolar por sobre valores que debemos aprender a fomentar en casa.


El éxito académico de los niños no es en ningún caso una demostración de buena crianza y mucho menos un predictor de felicidad o excelencia académica en el futuro. Es importante recalcar este punto y bajar la ansiedad de los padres que se avocan los primeros años a estimular las habilidades académicas de sus hijos para conseguir ingresar a colegios de elite, que por cierto, no tenemos la certeza si cumplirá con las expectativas o asegurará el futuro de su hijo, como tampoco sabemos si es el colegio que ese niño en particular necesita según sus características personales.


En Centro Id, creemos que estas noticias nos hacen reflexionar sobre la sociedad que entre todos estamos construyendo, invitándonos a repensar sobre la importancia del sano desarrollo infantil sin generar ansiedades innecesarias sobre su futuro, que sólo empañan sus reales necesidades de afecto, aprendizaje, juego y sociabilización.

202 vistas